errores comunes examen conducir
Carné de conducir

Errores más frecuentes durante el examen práctico de conducir

El pasado mes de Julio, el director de la DGT, Gregorio Serrano, aseguró que el 73% de los que se presentan al examen práctico de conducir no lo pasan en primera convocatoria«Fueron los nervios» suele ser una de las frases más repetidas. Sin embargo, esta no es la única razón. La impaciencia del alumno por presentarse es otro de los factores importantes.

Años tras año, los examinadores detectan algunas pautas que se repiten. Tanto si ya te has sacado el carnet cómo si te estás preparando para ello, te recomendamos que sigas leyendo…

Principales errores durante el examen práctico de conducir

  • Señales de tráfico: A pesar de haberlas estudiado, su interpretación resulta compleja. Las señales de Stop y Ceda el paso suelen ser las más complicadas. Siempre hay que parar el coche en la primera y tener precaución en la segunda, pero no siempre se recuerda.
  • Distancia de seguridad: Tanto en carretera como en ciudad, es uno de los principales fallos cometidos durante el examen práctico. Sin embargo, también es de los más fáciles de solucionar: concentración y respetar siempre la distancia, mejor por exceso. Esto es fácilmente calculable si tomamos como referencia las ruedas traseras del coche de delante. Estaremos a una distancia adecuada cuando siempre que las tengamos en nuestro campo de visión.
  • Espacio de alrededor: Respetar el espacio con los obstáculos laterales se vuelve complicado dado que los conductores noveles no han terminado de coger el hábito de mirar por los espejos cada cierto tiempo. Tampoco están acostumbrados a calcular la distancia de un solo vistazo.
  • Glorietas: Circular bien por las glorietas, así como hacer bien su recorrido interno con la correspondiente señalización, suele ser lo que más cuesta de entender. Si además tenemos en cuenta la gran afluencia de vehículos que se suele concentrar, el factor «nervios» vuelve a aparecer.
  • Aparcamiento: El momento de estacionar el vehículo suele ser uno de los más tensos. Es importante no subir el vehículo a la acera así como no rozar con los coches colindantes.
  • Prioridad: Sobre todo en cruces o intersecciones sin señalizar. Se ha de respetar la preferencia de paso que tienen los que se aproximan a nosotros.
  • Marcar los gestos: Aunque parezca algo obvio, durante el examen es necesario que el examinador perciba que estamos poniendo atención en la carretera. Si estamos demasiado tensos, no realizaremos los movimientos de vista y cabeza que indican que observamos la distancia y las señales.

Tengamos en cuenta que este tipo de errores, una vez pasado el examen de conducir, pueden ser repetidos durante nuestros recorridos en coche y provocar accidentes de tráfico. Por ello, al volante, tranquilidad y atención.